Expertos advierten que los dueños adictos al teléfono podrían llenar de tristeza a su perro

0
277
Loading...

El desarrollo tecnológico en el campo de las comunicaciones y especialmente el extendido uso de las redes sociales, ha facilitado nuestra vida permitiendo que prácticamente no existan barreras. Nos es posible estar comunicados inmediatamente con amigos y familiares al otro lado del mundo, algo que siglos atrás era impensable.

Pero cuidado, la obsesión por estar al tanto de lo último que sucede en el “inframundo” digital podría estar minando el tiempo que le dedicamos a nuestros seres queridos. Y los que tienen mascota, dentro de esos seres que amamos ellos ocupan sin duda un lugar especial.

Es por eso que un reciente estudio ha querido descubrir los efectos que tiene el hecho de que un dueño no le preste la suficiente atención a su perro, porque en su lugar está entretenido en el teléfono revisando sus redes sociales. Y los resultados son sorprendentes, por no decir descorazonadores.

Loading...

Te aseguro que cuando sepas en detalle lo que pasa en la mente y en el corazón de tu perro cuando se siente reemplazado por un simple teléfono, no querrás hacerlo nunca más.


El estudio liderado por la psicóloga Juliane Kaminski, de la Universidad de Portsmouth, en el Reino Unido, ha concluído que “los perros interpretan los gestos y las señales comunicativas de los humanos de una forma en la que otros animales no pueden hacerlo”.
Y al parecer los perros, y en algunas ocasiones los gatos, serían los únicos capaces de cambiar su expresión facial cuando saben que las personas los miran, quizá en un posible esfuerzo por comunicarse. Pero ¿Y qué cuando simplemente sienten que nadie los mira?

El efecto es totalmente contraproducente, ya que a pesar de que cambien su cara de expresión, o lloren para llamar la atención de su dueño, sienten que hay algo que no permite esa conexión que buscan. En este caso, el teléfono pasa a convertirse como en la “otra” o el “otro” de una relación amorosa, por el que sienten profundos celos, y si pudieran destruírlo, no lo pensarían dos veces.

Otro estudio ha comprobado que los perros cuyos dueños pasan la mayor parte del tiempo en sus teléfonos, sin prestarles atención a sus mascotas, son más susceptibles de caer en una depresión crónica.

La razón de esta reacción es porque los perros son animales que necesitan una interacción física y emocional constante con sus dueños debido a que son criaturas sociales, y lo que han llamado como “animal de carga”.

Esto consiste en que el perro interpreta que su dueño es por decirlo así el líder de su manada, y lo toma como referente de proveedor de alimento, de protector, de maestro, el que define los límites de lo que se puede y no se puede hacer.
Y tal como sucede con los niños, si de repente esa faceta de jefe de la manada se desmorona porque el dueño está embebido en su teléfono, entonces ese vínculo afectivo se va debilitando poco a poco, pasando por la frustración y pudiendo llegar a presentarse problemas reales de comportamiento en el animal.

National Geographic / Facebook NicandPancho

Definitivamente, es algo que podría romperles el corazón por completo. Su necesidad de brindar amor y a la vez sentirse mirados y atendidos es tal, que el verse reemplazados por un objeto es algo que no lo pueden tolerar. Tal vez por eso un amante de su perro decidió poner en práctica un reto, que visualiza muy bien esta realidad:

Tres días sin teléfono móvil, ¿te animarías a hacerlo por tu mascota?

Si en ocasiones ves que tu perro pone “carita de perro triste”, no es pura casualidad. Quiere llamar tu atención, y probablemente sea momento de hacer examen y te plantees dejar tu teléfono a un lado para darle ese tiempo de calidad a tu mascota. ¡Verás la diferencia!

No te vayas sin compartir esta importante información con todos tus amigos.

Loading...